ÚLTIMA HORA

Barça

Real Madrid

Fútbol

Motor

+Deportes

Sport TV

Actualidad

FDJ

Simeone: "Siempre me gustó el fútbol divertido, con mucha gente riéndose"

El técnico argentino se refirió al ambiente que espera por parte del Celtic Park después de la incendiaria portada de 'Record Sport'

En el plano deportivo, aseguró que mañana espera "un partido fuerte" ante un rival al que admira

Simeone, junto a Koke en rueda de prensa / | EFE
EFE

Celtic Park es un estadio "maravilloso, histórico" para Diego Simeone, el entrenador del Atlético de Madrid, que evoca los recuerdos que le contaba su padre sobre la final de la Copa Intercontinental del Racing Club de Avellaneda en 1967 y que aguarda este miércoles al equipo rojiblanco en un ambiente hostil, con el recuerdo del duelo de la Copa de Europa de 1974 conocido como la 'Batalla de Glasgow'.

"Siempre me gustó el fútbol divertido, con mucha gente riéndose en las tribunas y me inclino por ese fútbol", ironizó el técnico argentino, con una visible sonrisa, cuando fue interrogado en la última pregunta por si le gustaba antes, cuando era jugador, o ahora, como entrenador, un ambiente de presión, ruido y animadversión desde la grada como el que previsiblemente le esperará al Atlético este miércoles en su visita a Celtic Park.

El partido emocionalmente transmite agitación. La decisión del Atlético de jugar con los mismos colores (camiseta roja, pantalón azul y medias rojas) con los que disputó aquel choque del 10 de abril de 1974, con tres expulsados en el equipo madrileño (Panadero Díaz, Quique y Ayala), con trifulca en el túnel de vestuarios, Policía incluida, no le ha gustado a sectores de la prensa y la afición escocesas, y el diario 'Record Sport' se refirió en su portada al Atlético como 'Pathetico Madrid'

"No me detengo en las portadas de los periódicos. Sí me detengo en este estadio, la historia que tiene este público y este estadio y mañana será un partido fuerte, con mucha ilusión y entusiasmo de parte de un ambiente que transmite desde la tribuna ganas de que las cosas salgan bien. Normal, Champions, partido importante... Es lo que te encuentras", expresó.

"No" le preocupa si todo esto supondrá una motivación extra para los jugadores del Celtic, "porque cada uno interpreta las situaciones como quiere interpretarlas". "Simplemente pensamos en enfrentarnos a un gran rival, porque tiene buenos jugadores, con una dinámica de presión muy buena. Me gusta cómo juega el Celtic y, a partir de ahí, seguro que saldrá un partido duro", enfocó el técnico en la rueda de prensa en Celtic Park.

"Por lo visto sobre todo en sus dos partidos de Liga de Campeones, tanto con el Lazio como con el Feyenoord (el Celtic fue derrotado en los dos, por 1-2 y 2-0, respectivamente), tuvieron 25, 30 minutos del inicio de los dos partidos con un ritmo muy alto, con una dinámica de juego importante, con unas transiciones con gente muy rápida ofensivamente, con un sistema bien trabajado entre un 4-3-3 para atacar y un 4-2-3-1 para defender, buscando así una presión en campo rival, porque tiene muy buen paso con mucha gente joven ofensivamente...", analizó el técnico.

"Me imagino en un estadio como el que estamos viendo, maravilloso, histórico, que me recuerda los partidos que han jugado por el 74 y los del 67 que me contaba mi papá cuando jugaba con Racing Club de Avellaneda en aquella histórica final del mundo que se repitió en tres ocasiones (fue campeón el conjunto argentino). Jugamos contra un rival histórico en el fútbol mundial y es un lindo partido", remarcó.

En el once, Simeone suplirá la baja de Samuel Lino con la entrada, previsiblemente, de Javi Galán, según probó en el entrenamiento matutino en la Ciudad Deportiva de Majadahonda, aunque en la rueda de prensa también citó la opción de Rodrigo Riquelme. "Uno de los dos iniciará el partido", contó el técnico, que advirtió de no pensar más allá que en el encuentro de este miércoles.

 

"Venimos trabajando bien, hay que buscar seguir en la misma línea y para eso hay que hacer un gran esfuerzo como lo pide esta competición. La Liga de Campeones nos enseña que hay que mirar el día a día más que nada, porque mañana será un partido importante y posteriormente vendrá otro. Lo afrontamos con entusiasmo e ilusión", apuntó.